El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) marca la hoja de ruta para modernizar la economía española, recuperar el crecimiento económico y crear empleo; por una recuperación económica fuerte, inclusiva y resistente después de la crisis de COVID; y responder a los desafíos de la próxima década. El RETC está respaldado por fondos de la próxima generación de la UE, incluido el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR).

Es muy relevante la participación del CDTI en el componente 17 del plan denominado “Reforma Institucional y Fortalecimiento de las Capacidades del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación”, cuyo objetivo es reformar el Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI). . ) para adaptarlo a los estándares internacionales y permitir el desarrollo de sus capacidades y recursos, especialmente en el campo de la coordinación y cooperación y transferencia entre los representantes de las SECTI (empresas academia) y el aumento de las inversiones privadas en I+D+JA.

En este sentido, el CDTI se ha dotado de más de 1.100 millones de euros a comprometer entre 2021 y 2023, lo que representa algo más de un tercio de todos los fondos destinados a este componente del RETC. Asimismo, ya través de actuaciones del mismo componente, el CDTI también participa de forma muy relevante en el PERTES de Sanidad y Aeronáutica.

Esta dotación ya se ha manifestado en 2021 en compromisos del CDTI por 429 millones de euros para actuaciones financiadas con fondos MRR dentro del RETC, entre las que destacan las convocatorias Misiones de Ciencia e Innovación, NEOTEC, Plan de Tecnologías de Automoción Sostenible, Plan de tecnologías aeronáuticas y en Invest medidas en capital riesgo.

La apuesta decidida del RETC por la I+D+i es la mejor manera de evitar situaciones similares a las de la fase anterior de la crisis económica, que supuso una fuerte caída del esfuerzo innovador del país en su conjunto. España fue el país europeo que más contrajo sus inversiones en términos absolutos, mientras que la mayoría de los países europeos, así como otras economías como Estados Unidos, Japón o Corea del Sur, mantuvieron o incrementaron su esfuerzo en innovación, lo que les permitió posicionarse en una posición competitiva ventajosa una recuperación posterior. Tras la reciente situación sanitaria y debido a su crucial importancia en el proceso de desarrollo de soluciones, se ha establecido una fuerte percepción social sobre la importancia de las inversiones en I+D+i basadas en el conocimiento, no solo como factor competitivo sino como herramienta fundamental para afrontar los retos. del futuro.

Tras la emergencia sanitaria, la sociedad ha desarrollado una fuerte concienciación sobre la importancia de la I+D+i como herramienta fundamental para afrontar los retos del futuro

El RETC y los fondos europeos asociados reflejan este reclamo social y ofrecen una oportunidad, única en nuestra historia reciente, para estimular nuestra capacidad de innovar. El CDTI, como Agencia Estatal de Innovación y responsable de la función de financiación de la innovación en España, ha desplegado en el RETC toda su capacidad de gestión y experiencia en el apoyo a la I+D+i privada a través de un amplio abanico de instrumentos destinados a ofrecer el mejor apoyo a cada necesidad. para la innovación en el área empresarial.

El programa Misiones de Ciencia e Innovación se enfoca en promover la creación de capacidades tecnológicas e industriales estratégicas que propongan nuevas tecnologías para resolver los desafíos de la sociedad, orienten la iniciativa privada y estimulen la colaboración público-privada. Por su parte, el Programa de Tecnología Automotriz Sostenible (PTAS) y el Programa de Tecnología Aeronáutica (PTA) están enfocados a generar capacidades tecnológicas orientadas a la transición verde y nuevas áreas con gran potencial, como la conducción autónoma o los UAV en dos grandes negocios de peso en la economía española.

Otros programas se centran en el crecimiento y la consolidación de empresas tecnológicas, mejorando el vínculo entre ciencia, innovación y empresa mediante la promoción activa de la transferencia de tecnología y el apoyo a las empresas de base tecnológica.

En referencia concreta a la estrategia de inversión que gestionamos a través de Innvierte, recientemente se han constituido tres Fondos de Transferencia Tecnológica (FTT) que permiten la valorización y explotación del conocimiento desarrollado en las instituciones públicas de investigación a través del fomento de iniciativas de sociedades de capital riesgo público-privadas que invertir en empresas de base tecnológica en etapas muy tempranas Invertir en etapas de desarrollo (seed y start-up). Es un nicho donde el capital privado no interviene sin apalancamiento público por el alto nivel de riesgo e incertidumbre. Esta iniciativa inversora se complementa con coinversiones directas en empresas tecnológicas con inversores profesionales y aprobadas por el CDTI para apoyar su crecimiento.

En el área de start-ups y empresas habilitadas por tecnología (EBT), la convocatoria NEOTEC continúa priorizando iniciativas empresariales que implican la contratación de médicos para mejorar sus capacidades de absorción y generación de conocimiento. El CDTI también financiará aquellas iniciativas de base tecnológica que se presenten al Consejo Europeo de Innovación (EIC) y que, al no recibir financiación europea, reciban el Sello de Excelencia emitido por la Comisión Europea.

Finalmente, y con el triple objetivo de apoyar el desarrollo de tecnologías disruptivas, posibilitando el crecimiento de pymes innovadoras mediante el desarrollo de su primer prototipo, y permitiendo a las administraciones públicas probar tecnologías que les permitan ofrecer mejores o nuevos servicios públicos, el CDTI seguir haciendo un uso intensivo de la contratación pública precomercial (CPP).